Historia

HISTORIA DEL CONSEJO REGIONAL AUTÓNOMO COSTA CARIBE SUR.

La Autonomía está enmarcada en el reconocimiento de los derechos históricos de los pueblos indígenas, afro descendiente y comunidades étnicas que fueron constituidos legalmente en 1987 en los estatutos de la Ley 28 de Autonomía.

A partir de la aprobación de la Ley 28 en octubre de 1987, las Regiones Autónomas iniciaron un proceso de creación, fortalecimiento y desarrollo de la institucionalidad autonómica.

Sus primeros avances se produjeron con la conformación de los Gobiernos Autónomos en ambas Regiones, a través de cinco procesos electorales (1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010). En este proceso de elecciones regionales se eligen a tres representantes de quince diferentes circunscripciones electorales de cada una de las regiones, para un total de 45 Concejalas, Concejales y dos Diputadas y Diputados Regionales en cada Región Autónoma.

Las Comunidades de la Costa Caribe forman parte indisoluble del Estado unitario e indivisible de Nicaragua y sus habitantes gozan de todos los derechos y deberes que les corresponden como nicaragüenses de acuerdo con la Constitución Política de la República.

Los Consejos Regionales Autónomos de la Costa Caribe representan los órganos fundamentales de la institucionalidad Autonómica y son estructuras políticas y administrativas creadas para garantizar la representación multiétnica desde la celebración de las primeras elecciones regionales autónomas en mayo de 1990.

El ordenamiento jurídico del régimen de Autonomía de la Costa Caribe se fundamenta en la Constitución Política, el Estatuto de Autonomía y su Reglamento, la Ley de Régimen Especial de las Tierras Comunales Indígenas, así como otra legislación secundaria aprobada en los últimos diez años. Los Consejos Regionales están integrados por cuarenta y cinco miembros pertenecientes a los distintos grupos étnicos presentes en las Regiones, y son elegidos por voto universal, libre y directo por el pueblo.

El 10 enero del año 2007, en Nicaragua, dio inicio un nuevo Modelo para el bienestar de la población; el Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, que pone en el centro de la actuación pública a las personas, las familias y las comunidades. Este Modelo tiene como objetivo fundamental hacer las transformaciones económicas, sociales, políticas con el protagonismo de todos las y los nicaragüenses y en especial aquellos grupos poblacionales a quienes históricamente le fueron negados sus derechos como las mujeres, los jóvenes, las niñas, niños y adolescentes, las personas de la tercera edad, los discapacitados y los pueblos Originarios y Afrodescendientes y comunidades étnicas.

Misión

Visión

Valores

Principios

Himnos